El Ing. Francisco Cruz Castillo, actual gerente de la empresa prestadora de servicios de saneamiento municipal Utcubamba, dio a conocer que a su tiempo interpuso formalmente un recurso de reconsideración, contra la resolución del consejo directivo No 074-2017-SUNASS-CD, que aprueba la resolución que establece la formula tarifaria, metas de gestión y dispone la creación de un fondo para financiar las inversiones aplicables a EPSSMU en el quinquenio regulatorio 2018-2022.

Dentro de este petitorio señala que con la finalidad de cubrir los costos de operación y mantenimiento del servicio de agua potable y alcantarillado y financiar los proyectos de inversión antes referidos, la SUNASS mediante la resolución recurrida realizó una actualización en las tarifas.

Así para la mayoría de los usuarios de la categoría doméstica se proyecta un reajuste entre S/ 0.70 y S/ 2.50 en su recibo mensual, dependiendo de su consumo, por ejemplo, en el caso de las familias que consumen hasta 8 metros cúbicos al mes, que en la actualidad pagan, en promedio, 4.26 soles; tendrían un reajuste adicional de 0.78 céntimos, es decir, pagarían en total 5.04 soles en promedio al mes.

En el caso de las familias que consuman hasta 20 metros cúbicos al mes, que en la actualidad pagan en promedio 20.50 soles, pagarían 2.5 soles adicionales, es decir, su recibo mensual llegaría a 23.00 soles.

Sin embargo, es menester manifestar los problemas que se generarían en la localidad por el incremento de dichas tarifas, y en especial, aquellos que inciden directamente en los intereses, sobre todo, de carácter económicos en los usuarios, va que la población utcubambina tiene identificado el problema de las enfermedades digestivas y parasitosis que se han venido generando como consecuencia de la deficiencia de los servicios básicos de agua y desagüe, efectuando reclamos colectivos para la solución del problema, adoptando inclusive la aptitud del “No Pago” por un mal servicio, creando un nivel alto de morosidad en la Empresa EPSSMU S.A., lo que no le permite a esta empresa efectuar cuantiosas inversiones para superar el problema de salud latente.

En consecuencia, el incremento de niveles tarifarios generaría un grave conflicto de carácter social incidiendo directamente en la población y generando un clima de disconformidad con nuestra representada.

Como consecuencia de las peticiones de la población afectada con el desabastecimiento de agua potable en una ciudad bastante calurosa actualmente cuentan con escasas horas diarias del servicio, aproximadamente 2 horas para ser más específicos, con una temperatura promedio de 30°C, que en los meses de verano alcanza a los 38°C.

En ese orden de ideas, el gobierno regional como el gobierno local dieron inicio a diversos proyectos en materia de saneamiento de agua potable y desagüe; sin embargo, estos han quedado, simple y llanamente, como “elefantes blancos”.

Por su parte, el artículo 65° de la constitución política del Perú, según el cual, el estado debe defender el interés de los consumidores y usuarios, garantizando el derecho a la información sobre los bienes y servicios que se encuentran disponibles en el mercado, por lo que en mérito a los fundamentos expuestos, en el presente caso, carece de asidero fáctico y legal el incremento de los niveles tarifarios, puesto que no se configura un criterio de proporcionalidad y razonabilidad, entre el servicio brindado de suministro de agua potable y la contraprestación efectuada por los usuarios, criterio que sí se manifiesta en el nivel tarifario actual que se viene que se viene efectuando sobre dicho servicio.

Por lo que solicito a la SUNASS deje sin efecto lo concerniente al nivel tarifario propuesto en la resolución de consejo directivo N° 074-2017-SUNASS-CD, para efectos de imponerse en el tiempo señalado, proponiendo un periodo de suspensión en la ejecución de la nueva tarifa en un año a partir de la fecha. .(E.BRAVO)